Canal de Noticias
Canal de Promociones

  Noticias Paraguay Rural SA

Las reglas del negocio agroalimentario mundial

La población del mundo ascendió a 7.100 millones de habitantes en 2016, y crece una tasa de 1% por año, lo que significa que llegaría a 9.000 millones en 2042, y más de 10.000 millones en 2050.

En los próximos 15 años (2016/2030), el PBI per cápita de la población mundial crecería más de 50%, y pasaría de U$S 10.000 anuales hoy a U$S 15.000 en 2030. Pero en los países emergentes, encabezados por China, el ingreso por habitante aumenta 8,5% por año, y por lo tanto más que se duplicaría en este período.

Esta es la causa fundamental de la gigantesca transición dietaria de la población china (vuelco masivo al consumo de proteínas cárnicas), cuya magnitud y profundidad ha modificado los términos y la distribución espacial de la producción agroalimentaria en el mundo.

Hay una segunda regla en funcionamiento en el negocio global de producción de agroalimentos y es que se necesitan 3 kilos de granos para producir 1 kilo de carne, y la población china de 1.340 millones de habitantes consumió el año pasado 55 kilos de carne (más del 80% es cerdo) por persona y año.

El resultado es que China consumiría más de 40% de la oferta de maíz en el comercio global de los próximos diez años, y un porcentaje superior a 60% del comercio mundial de soja en ese período (USDA). Esta es una tendencia que se acrecienta y acelera.

Esto coincide con una disminución significativa de la fuerza de trabajo agrícola en la República Popular, como consecuencia de que 240 millones de campesinos abandonan el campo por las ciudades en los próximos diez años.

La población urbana de la República Popular asciende hoy a 52,6% del total, y sería más de 60% en 2020, para alcanzar a 70% diez años después. En 2030 más de 900 millones de chinos vivirían en las ciudades.

Todo en China se decide siguiendo tendencias de largo plazo. La demanda agroalimentaria es cada vez mayor, y requiere productos más sofisticados, valioso y con completa garantía de trazabilidad, calidad y salubridad.

Esto lleva por necesidad a una mayor especialización de la producción agroalimentaria, tanto en la economía doméstica como en las compras e inversiones en el exterior, sobre todo los que realicen en los grandes proveedores de agroalimentos de la República Popular, que son Estados Unidos, Brasil y la Argentina.

La regla esencial de pensamiento estratégico chino -establecida por Mao Tse Tung- es que la única forma de dominar una tendencia es acelerarla; y esto significa advertir que la globalización ha creado una sola economía mundial, en la que imperan las reglas permanentes de las ventajas comparativas que se potencian con la creación de ventajas competitivas, tanto tecnológicas como organizativas.

Esto deja al nuevo sistema global unificado dividido en dos mitades en términos agroalimentarios. Por un lado, se encuentra el eje de la demanda mundial, que es China/Asia; y por otro el gran continente superavitario de la producción agroalimentaria mundial, que es el Hemisferio Americano, dividido a su vez en dos regiones, que son las del Hemisferio Norte (Estados Unidos y Canadá) y la del Hemisferio Sur (Brasil y la Argentina).

El mundo de la globalización y de la revolución de la técnica tiende a la simplificación, a los grandes trazos, no a la complejidad.

Fuente: Paraguay Rural SA  

24 de Junio de 2019

Compartir en tu Red Google   Compartir en tu Red Twitter   Compartir en tu Red Facebook
           
Publicidad
Guias de Paraguay
 
 
 
 
 
 
 
 
Canales Asociados
 
 
 
© 2019 | Guia de Inmobiliarias - Todos los Derechos Reservados